El rincón del vino

El rincón del vino es un restaurante gallego ubicado en el barrio de l’Eixample, en la calle Diputació 350, entre la calle Roger de Flor y calle Nàpols.

El rincón del vino, también llamado Casa Marcelino, es un restaurante gallego que lleva muchos años sirviendo comida, aunque eso no sea garantía de buen restaurante. Un restaurante donde comer gastronomía gallega en el centro de Barcelona.

Calidad

El rincón del vino es un restaurante que ya pasó a mejor vida, quizá en sus inicios fue un restaurante gallego de calidad con comida típica gallega y que quizá gozó de cierta fama ya que lleva muchos años en la ciudad, pero lamentablemente la calidad brilla por su ausencia.

No es que sea un restaurante que sirvan comida mala pero no sirven comida buena tampoco, es decir, lo que pides te lo puedes comer pero no recordarás tu visita a Casa Marcelino como una de las mejores.

En Casa Marcelino disponen de carta, menús y menú para grupos. En esta ocasión fuimos un grupo a celebrar un cumpleaños y el menú constó de unas tapas para compartir, un segundo a escoger entre 5 platos, postre y café. Las tapas fueron una degustación de pulpo a la gallega (sólo pulpo sin grelos, insípido y un poco duro), morcilla de arroz (había tanto arroz que no se apreciaba el gusto de la morcilla), croquetas de queso, croquetas de chipirones y croquetas de bacalao (lo mejor del pica pica), ensalada de salmón ahumado (salmón salado), gambas saladas (sin pena ni gloria), pimientos del padrón (unos pican y otros non…) y chorizo y lomo ibérico (el chorizo picaba más que otra cosa y el lomo no era demasiado gustoso). Éramos un grupo de 12 personas y tocaba a una pieza de cada cosa por cabeza. Los segundos a escoger eran entrecotte de ternera (servido frío, con bastante nervio y con patatas fritas congeladas), rape a la plancha (era rape congelado y sin sabor), cordero a la plancha (muy duro y seco), sepia a la plancha y pollo a la plancha. En los postres también había variedad para escoger entre flan (no era casero), tarta de manzana (parecía mazapán en vez de tarta de manzana) o brazo de gitano (sin nada resaltable, llano completamente).

Las raciones eran muy pobres y la presentación de los platos más bien triste. Una cosa positiva y destacable es que mientras comes hay barra libre de bebida (vino, gaseosa y agua).

Servicio

El local es más bien pequeño aunque goza de dos plantas. Su decoración es rústica con paredes blancas con gotelé, mesas y sillas de madera, las mesas poco amplias para maniobrar con la comida y las sillas poco cómodas, estrechas y pesadas.

El servicio de Casa Marcelino fue correcto por parte del camarero, no era la simpatía hecha camarero pero fue correcto. El dueño del local si que era un poco más dicharachero y tenía más mano izquierda con los clientes. Nos obsequió con orujo de hierbas después de los cafés.

Precio

Por la calidad de la comida y el poco confort del local el precio de El rincón del Vino es alto, el menú para grupos sale a 20€ por persona y ni sales lleno ni contento con lo que has comido.

El menú que no es para grupos es de 12€ y los precios de la carta oscilan entre los 8€ y los 15€ por plato. Muchísimo por lo poco que ofrece el restaurante.

Veredicto

El restaurante gallego Casa Marcelino, El Rincón del Vino es un restaurante que no pasará a la historia como el mejor de Barcelona, pero tampoco como el peor. Es un restaurante que no es malo, pero no llega a nada más que no sea un aprobado por que no sirvieron nada en mal estado o que realmente no se pudiera comer.

Mucho tendrá que mejorar el restaurante para volver a ir a este restaurante gallego. No lo recomiendo, encontrarás muchos otros restaurantes mejores, más baratos y con mejor servicio que este.

restaurante gallego El rincón del vinorestaurante gallego El rincón del vinorestaurante gallego El rincón del vinorestaurante gallego El rincón del vino

Bo di Napoli

El Restaurante Bo di Napoli es un restaurante italiano situado en el centro de Barcelona, en el barrio de l’Eixample, en la calle València 197, entre la calle Enric Granados y calle Aribau.

Bo di Napoli es un restaurante que huele a Italia, con platos típicos italianos y con el servicio compuesto por camareros y cocineros italianos. Un buen sitio para acercarse a Nápoles sin salir de Barcelona.

Calidad

La carta del restaurante italiano Bo di Napoli tiene muy buena pinta, todo lo que lees te apetece comerlo, platos típicos italianos que dan ganas de probarlos todos. Su carta se compone de pastas, pizzas, antipasti, carnes y pescados elaborados al estilo napolitano.

De toda la carta, me sedujeron unos Gnocchi alla Sorrentina, una pasta de patata y queso acompañada de salsa de tomate, tomates cherry, mozzarella, parmesano y albahaca. El plato era exquisito, me encantó, servido en una paellita para mantener el calor de la comida. La salsa era casera, una salsa de tomate con cuerpo y gusto a natural y la verdad que hacía tiempo que no probaba unos gnocchi tan deliciosos (rebañé todo el pan que nos sirvieron 😱).

También se tenía que pedir una pizza ya que tienen un horno de leña, y qué menos que degustar las pizzas que nos podía ofrecer Bo di Napoli. Probé una pizza carbonara, con huevo, parmesano y beicon. La pizza de primeras estaba rica, el condimento no era escaso, el gusto suave pero se notaban los ingredientes que se comían y la masa era crujiente, fina y tostada, de entrada perfecta, pero debo decir que a medida que se iba enfriando la masa se volvía gomosa, y al rato incluso chiclosa y costaba de masticar.

De postre, de entre los diferentes platos que había (tiramisú, pan di stella, cassatina siciliana, cannolo siciliano, panna cotta y helados) me decanté por un helado de vainilla, soy más fan de los demás postres pero quería probar el helado y la verdad es que estaba bien rico, la vainilla muy gustosa, no era excesivamente dulce, era cremoso y no cargaba, buen postre.

Servicio

El local es bonito, es grande, es bastante nuevo y está decorado con gusto. Dispone de dos ambientes, uno con mesas y sillas más “tradicionales” por llamarlas de alguna manera, y otra zona con mesas altas y sillas-taburete. Nos sentaron en las mesas de las sillas-taburete estando el local no muy lleno y pensé que estaría incómodo estando toda la cena allí sentado pero no, estuve muy cómodo. En cuanto a la mesa, era bonita y de un tamaño adecuado para dos personas, de un negro mate, pero como fallo diré que quedaban manchas de agua de las copas impregnadas en la mesa y no se podían limpiar si no era con un paño. Quedaba feo.

El local estaba ambientado con música, no muy fuerte, ideal para acompañar una conversación con tu acompañante o acompañantes. Hay televisores por las paredes con videoclips.

Los camareros bien, eran italianos, con su salero habitual, muy dinámicos y atentos. No tardaron demasiado en servirnos la comida, y al finalizar nos obsequiaron con un chupito de limoncello.

Precio

El precio no es muy caro, un plato, bebida y postre para compartir ronda los 15€ por persona. Los entrantes rondan los 7€-8€, las pizzas los 10€, los postres los 5€.

Quise pedir vino para cenar, pero al ver los precios de la carta se me quitaron las ganas, los encontré demasiado caros, el más barato costaba 13€ la botella (un Trebbiano d’Abruzzo doc Majolica) y el más caro 45€ (un Tannemberg alto Adige Terlano DOC). No soy un entendido en vino ni mucho menos, pero lo vi excesivo para pedirlo.

Veredicto

El restaurante italiano Bo di Napoli es muy buena opción para degustar comida italiana, tanto si eres de pizza como si eres de pasta. La comida es muy buena, el precio es asequible y el servicio es bueno. El local es bonito, grande y cómodo para una velada agradable. Es un local recomendable, al que seguro volveré para degustar más platos de la cocina napolitana.

restaurante italiano Bo di Napoli Barcelonarestaurante italiano Bo di Napoli Barcelonarestaurante italiano Bo di Napoli Barcelonarestaurante italiano Bo di Napoli Barcelona

La Neura

El bar restaurante argentino La Neura de Barcelona está situado en el barrio de l’Eixample, en la calle Bailèn 159, justo al lado de la parada de metro de Verdaguer de línea 4 y 5, al lado de Passeig de Sant Joan.

La Neura es un restaurante donde se sirven torradas, milanesas e imperiales, tapas, empanadas, hamburguesas y ensaladas al estilo argentino. Es un local acogedor y decorado con gusto pero no tan bueno como su local parece.

Calidad

La primera impresión de La Neura es que va a ser un buen restaurante, ya que siempre está lleno y la imagen del sitio es muy potente y llama la atención. Pero una vez te sientas, pides tus platos y los pruebas te sientes un poco indiferente.

Decidí probar la milanesa de ternera a la napolitana, primero porque es un plato que me encanta y segundo porque pensé que sería el plato estrella del local y bueno, debo decir que fue un plato correcto, ni malo ni muy bueno, correcto. Una milanesa de ternera con salsa de tomate, queso fundido, jamón y olivas. La carne estaba bien, era una ternera que tenía sabor, sin nervios y bien frita, el queso no era muy sabroso por lo que no se apreciaba del todo el gusto, así como el jamón y las olivas que estaban puestos por encima a posteriori de fundir el queso. Un plato correcto del que esperaba muchísimo más.

Por otra banda decidí probar la torrada de jamón serrano con brie y tomate ya que era la que me apetecía y era la más cara y pensé que sería la mejor de todas. Me llevé otra desilusión. El jamón serrano no era un jamón demasiado gustoso, el brie estaba bien, era cremoso y de gusto lo suficientemente fuerte para notarse frente al jamón, y el tomate era muy gustoso, así que la mezcla me hizo pensar que me comía una torrada de brie y tomate. Una torrada sin más.

Las raciones no son muy grandes, así que con un plato es más que probable te quedas con hambre.

Al acabar pedí la carta de postres y la variedad no era mucha, abundaba el chocolate en casi todos los platos, y como no me había entusiasmado lo que probé antes decidí no tomar postres.

Servicio

La decoración del local, las cartas, las mesas, los rótulos de la entrada son muy buenos y llaman la atención. Como he comentado antes, la imagen fue lo que me llamó a probar este sitio. El local no es muy grande pero hay mesas. Dispone de una barra con taburetes para tomar algo. Sería más complicado ir con un grupo grande a cenar ya que no hay mucho sitio para montar un mesa de más de 10 personas.

Además del local, tienen una terraza con unas cuantas mesas fuera para poder tomar algo o cenar al fresco.

El servicio fue lo mejor del restaurante. Los camareros fueron atentos y no hubo ningún problema, antes de sentarnos en la mesa tuve que esperar un poco para cenar. Estaba lleno el local cuando llegué, pero no tardaron en darme sitio sin reserva un jueves por la noche, así que entiendo que el fin de semana debe ser más complicado cenar sin esperar.

Los platos los trajeron bastante rápido dada la cantidad de gente que había en el local, también es verdad que no era platos de una elaboración extremadamente compleja.

Precio

El precio del restaurante argentino La Neura no es excesivamente caro, pero tampoco es barato, pero la relación calidad-precio-tamaño la encontré un poco cara.

Los precios de los platos rondan los 10€, las tapas los 3€ y los postres los 3,5€.

Una cena para dos con un plato para cada uno y una bebida sale por unos 14€ por persona. Quizás un poco caro por la cantidad de comida y por la calidad que se ofrece.

Veredicto

Como he comentado, la imagen del local es lo que me llevó a probar el restaurante argentino La Neura. Me sentí un poco desilusionado ya que no concuerda lo que comí con las espectativas que me había generado el restaurante. Sin embargo no digo que sea un restaurante malo, pero si un restaurante del montón.

Seguramente no repita sitio o no lo recomiende ya que creo que podría mejorar mucho y ser mejor restaurante. No es malo pero tampoco bueno. Es un restaurante normal.

restaurante argentino la neura barcelonarestaurante argentino la neura barcelonarestaurante argentino la neura barcelona

Il Piccolo Focone

El restaurante Il Piccolo Focone es un restaurante italiano situado entre el barrio Camp de l’Arpa y Sagrada Familia de Barcelona, en calle Dos de maig 268, muy cerca de la parada de metro de Encants de línea 2 y Dos de maig-Sant Pau de línea 5.

Il Piccolo Focone es un restaurante pizzería con un sutil toque a nostálgico representado por su decoración, de cuadros de artistas italianos contemporáneos en blanco y negro. Un restaurante no muy grande donde degustar comida italiana.

Calidad

En el restaurante Il Piccolo Focone se sirven pizzas, pasta, carnes, pescado, arroces y entrantes variados. Sus raciones son correctas y de preparación artesanal.

Las pizzas son de masa muy fina, que de entrada asustan un poco por su dimensión, pero al ser de masa tan fina, la ración es normal. Tienen una masa muy crujiente y hay muchísimas opciones en los ingredientes. Como dato curioso, algunas pizzas llevan nombres de persona. Es cierto que podrían llevar un poco más de condimento, ya que hay bastantes huecos donde sólo se encuentra masa y se extrañan los ingredientes de la pizza.

Los platos de pasta son algo más generosos que las pizzas, unos buenos platos cargados de pasta, con salsas elaboradas por ellos mismos, de intenso sabor, pero nada pesadas. La pasta siempre está al dente y está bien mezclada con la salsa.

Los postres también son caseros, no son de un tamaño muy grande, pero están ricos, sobretodo el tiramisú, muy suave, gustoso y cremoso.

Disponen de una buena carta de vinos, pudiendo degustar todo tipo de vinos, tanto nacionales como italianos: desde un rioja hasta un chianti, pasando por los típicos lambrusco.

Disponen de todos los platos en versión sin gluten, para las personas celíacas, tanto platos de pasta como las pizzas.

Servicio

El servicio es más bien discreto, ni muy bien ni muy mal. Te atienden con corrección pero no destacan por ser el mejor servicio del mundo. Si te gusta que no te molesten demasiado los camareros y que vayan por faena te encantará el servicio que te ofrece Il Piccolo Focone.

Al tomar la nota se aseguran de que nadie de la mesa sea celíaco, ya que al acabar de tomar la nota lo preguntan. Algún susto se habrán llevado.

Las mesas son más bien pequeñitas, no hay muchas mesas aunque disponen de dos comedores, pero el número de comensales no es muy elevado. Al ser un sitio pequeñito, hay mesas tocando a la barra y eso molesta un poco. La decoración es más bien pobre y sin mucho esmero. No destaca por ser un local bonito.

Precio

El precio de Il Piccolo Focone es normal, los platos oscilan los 10€. Los postres ya son un poco más caros en comparación a los demás platos, ya que rondan los 6€. Los vinos van desde los 9€ hasta los 17€.

Una cena para dos con un vino y un postre sale por unos 40€. No es de lo más barato pero tampoco es excesivo.

La comida sin gluten es un pelín más cara que la elaborada con gluten.

Veredicto

El sitio es correcto, no destaca por nada bueno, pero tampoco por nada malo. Si te gustan las pizzas artesanas y muy finas puedes probarlas. Es buena opción para las personas celíacas, ya que les permite degustar muchos más platos que la mayoría de restaurantes.

restaurante il piccolo foccone Barcelonarestaurante Il Piccolo Focone Barcelonarestaurante Il Piccolo Focone Barcelona

El Rodizio

El Restaurante El Rodizio es un buffet libre situado en l’Eixample de Barcelona, en calle Consell de Cent 403, justo al lado de la parada de metro de Girona de la línea 4, al lado de Passeig de Sant Joan y calle Gran Via.

El Rodizio es un restaurante indicado para los amantes de las comidas contundentes en cuanto a cantidad se refiere, pero que no quieren descuidar la calidad, ya que se trata de un buffet libre, con entrantes de todo tipo y carnes al gusto muy buenos.

Calidad

El Restaurante El Rodizio podría parecer que al ser un buffet libre prima la cantidad a la calidad y ahí reside el error, es un restaurante que a todo el mundo gusta.

Su funcionamiento es el siguiente, puedes repetir tantas veces como quieras de todo lo que quieras, tanto de entrantes como de carne, lo único que tienes que hacer es levantarte a por más comida si quieres repetir.

Consta de una zona de entrantes con una gran variedad de comidas: arroces, pasta, ensaladas, embutidos, maki, frituras; y la zona del asador donde se preparan brochetas gigantes de carne que se sirven en el plato de quien las solicita, tanta cantidad como quieras. Los entrantes son más que aceptables, no hay nada que sea de mala calidad y la variedad permite que si no te convence una cosa pruebes otra que si que te guste. Desde las croquetas de jamón ibérico hasta los maki están riquísimos, podiendo acompañar la comida de cualquier salsa que desees.

La carne es deliciosa. Preparan unas mega brochetas para ir despachando a los platos de los comensales que acuden a por ella y hay todo tipo de carne: ternera, buey, pollo, panceta, lomo, butifarras criollas y cordero. Con diferentes cocciones por si te gusta la carne más o menos hecha. La calidad de la carne es muy buena, evidentemente no es de la mejor calidad pero no defrauda en absoluto. La única pega, es que en carnes más caras como el buey, abunda el nervio en la carne y debes cortas mucho para comer carne. Sin olvidar las salsas a tu disposición: chimichurri, tártara y vinagreta.

Hay postre incluido en el guateque, aunque no sea de buffet también. Puedes escoger entre 5 postres distintos.

Servicio

El servio de El Rodizio es muy correcto, al ser un buffet libre no hace falta un trato muy específico del camarero con el cliente, pero todo está en orden: no faltan nunca platos en el buffet, cuando te levantas siempre te cambian el plato, siempre hay camareros rondando por si necesitas más bebida, y en las carnes, el chef va muy rápido despachando a los comensales.

Además, El Rodizio dispone de un servicio “premium” para los más cómodos, que te traen las brochetas de carne a la mesa y te las cortan allí mismo, sin tener que desplazarte tu a por más comida.

El comedor es bastante amplio, hay muchas mesas y es fácil encontrar sitio para comer. No hay sensación de agobio en el comedor.

Precio

El precio de el restaurante Rodizio es muy ajustado y barato por la calidad de la comidad contando que es un buffet libre. No es nada caro comparado con otros buffets de mucha menor calidad y variedad. El precio al medio día es ligeramente inferior al de noche y fin de semana, pero aun así, es muy razonable y no sales nada descontento. Estamos hablando de unos 12€ al mediodía y de unos 16€ por la noche. Las bebidas no van incluidas en el precio del buffet.

Veredicto

El Restaurante El Rodizio es una muy buena opción para los amantes de los buffets y la carne a un precio muy asequible. El restaurante es bastante amplio y no te sientes agobiado en ningún momento. Su ubicación es céntrica y está bien comunicado.

Si lo que te gusta es comer hasta reventar debes ir a El Rodizio, no saldrás decepcionado. Ideal para satisfacer hambres insaciables. Como anécdota te contaré que es el único restaurante en el que me he levantado mareado de la mesa de tanto comer XD. Muy recomendable en todos los aspectos.

restaurante el rodizio barcelonarestaurante El Rodizio Barcelonarestaurante el rodizio barcelona

Pizzaluna

Pizzaluna es un restaurante uruguayo regentado por una pareja de Montevideo, situado en el Passatge Puigmadrona 18, en el  barrio del Clot de Barcelona, muy cerquita de la parada de metro de El Clot de línea 1 y 5.

Es un restaurante-pizzeria chiquitito con un toque rústico con decoración de madera en mesas, sillas y paredes. No tiene demasiadas mesas ya que no es un restaurante muy grande. Entre semana al medio día puedes ir sin muchos problemas a comer y a cenar, pero el fin de semana una reserva te garantiza tu mesa ya que se llena y no cabe ni un alfiler.

Calidad

En el restaurante Pizzaluna puedes degustar comida muy rica y en cantidades bastante grandes. Desde fondues de queso y carne, pasando por chivitos, milanesas, pizzas, hamburguesas, ensaladas y pasta. Te aseguro que no te quedarás con hambre.

Todos los platos son muy ricos y como he comentado antes, las cantidades son muy grandes como para pedir dos platos para una sola persona. La única pega que le encuentro es el exceso de queso en todos los platos, que enmascara un poco el sabor de lo que estás comiendo y puede llegar a hacerse un tanto monótono.

Los postres son una de sus otras buenas bazas, unos postres de tamaño descomunal ideales para compartir ya que ráramente te quedará hueco para el postre. Son postres caseros y el dulce de leche es su especialidad.

Servicio

El servicio en el restaurante Pizzaluna es bueno. Los camareros son amables y atentos. Si vas en una hora que no sea punta el servicio es rápido y no tardarás en tener tu plato en la mesa. La cosa cambia bastante en las horas puntas, la cocina no es muy grande y la cantidad de clientes hace que se retrase bastante la comida, pero siempre lo puedes amenizar con una buena sangría.

Las mesas son un poco pequeñas para el tamaño de los platos, y algunas veces te falte un poco de espacio para maniobrar.

Como ya saben que las cantidades son muy grandes, al acabar de comer ellos mismos te preguntan si quieres llevarte alguna cosa a casa ya que lo habitual es que sobre comida en la mesa.

Precio

El precio de Pizzaluna no es nada caro en comparación con la cantidad de comida que te ponen en el plato. Su precio es justo e incluso algo barato si a cantidad nos referimos.

Los platos oscilan entre los 8€ y 12€ así que no es muy caro. Además disponen de menú al medio día por menos de 10€ muy completo con 5 primeros y 5 segundos a escoger con bebida, pan y postre.

Veredicto

Pizzaluna es un buen restaurante para ir a comer un día que tengas ganas de comer en abundancia y si eres amante del queso. Si vas con poca hambre te recomiendo que vayas a cualquier otro sitio y reserves tu visita para un día más inspirado.

No saldrás decepcionado del local si eres amante de la carne y te gustan las pizzas con masa casera de pan. Ideal para ir en grupo o en pareja si queréis poneros las botas :p

restaurante pizzaluna Barcelonafondue de carne pizzaluna Barcelonamilanesa napolitana pizzaluna Barcelona

El Sur

El Bar Restaurante El Sur es un bar regentado por una pareja colombiana que sirve almuerzos, menús y bocadillos. Está situado en la calle Rosselló 51, justo al lado de la parada de metro de Entença de la línea 5 de metro.

El Sur es un local muy pequeñito pero muy acogedor, sus dueños son de lo más simpáticos y buena gente. Dispone de una terracita muy pequeña de sólo dos mesitas para los que gusten comer al aire libre. Hacen un horario seguido de 7:00h a 20:00h de lunes a viernes y sirven bocadillos todo el día.

Calidad

En el bar El Sur no esperes comer como los ángeles, sirven platos fáciles (arroz a la cubana, ensaladas, pasta con salsa, carne a la plancha, y algún plato de horno) pero no hay nada que resalte por ser de mala calidad.

Los jueves tienen su plato estrella al que ellos denominan Churrasco, pero que es una entraña a la plancha servida en una teja con patatas al horno y acompañado de salsa chimichurri. Si eres amante de la carne roja, no dudes en acudir un jueves a probarla.

Hacen un bocadillo denominado “ropa vieja” que gusta mucho. Es un bocadillo con carne asada durante muchas horas acompañado de salsa. Es un bocadillo muy solicitado que llena bastante y está bastante bueno.

Todos los viernes hay empanadas caseras de espinacas con queso, jamón y queso o carne. Son un auténtico vicio y se acaban en seguida.

Los postres son caseros hechos por ellos mismos, entre los que destacan el flan de bizcocho, adornado con nata y caramelo líquido o el puding.

Servicio

Al ser un local muy pequeñito y no tener platos extremadamente elaborados, el servicio es rápido y bueno. Los camareros son muy atentos y serviciales y siempre tienen una sonrisa en la boca.

El local tiene unas mesas un tanto pequeñas y cuando está lleno se oye demasiado follón y agobia un poco. A la vez que en verano hace bastante calor y en invierno hace bastante frío. Para ir al baño en hora punta tienes que hacer bastantes movimientos contorsonistas para poder pasar.

Precio

El precio de El Sur es barato, dispone de ofertas para almorzar, un menú a un precio asequible para todos los bolsillos y tiene todo el día una oferta del bocadillo de “ropa-vieja” más bebida por 4.5€.

El precio que se paga por lo que se come es razonable: un menú por menos de 10€ y bocadillos por menos de 4€.

restaurante colombiano El SurRestaurante colombiano El Sur BarcelonaRestaurante colombiano El Sur Barcelona