Cerveseria Catalana

La Cerveseria Catalana es un cervecería taverna de tapas situada en calle Mallorca 236, en el barrio de l’Eixample de Barcelona, en el centro de Barcelona.

En la Cerveseria Catalana se pueden degustar tapas catalanas y españolas de calidad en una zona muy céntrica de Barcelona.

Calidad Cerveseria Catalana

La Cerveseria Catalana ofrece una buena variedad de tapas catalanas y españolas para poder degustar buena parte de la cultura culinaria de esta región. Se pueden pedir raciones o tapas de toda la carta, algo de agradecer si se va bastante gente y se quieren probar bastantes cosas. La variedad es extensa: tapas y raciones de arroz, de carne, de pescado, huevos estrellados, embutidos, tapas clásicas…

La calidad de la Cerveseria Catalana es notable. Tanto el sabor como la presentación destacan positivamente y todo lo que pruebes te dejará un buen sabor de boca.

Probamos unos dedos de camembert rebozados acompañados de melmelada de fresa que eran excelentes. Bien rebozados, sin ser empalagosos y con la cantidad justa de melmelada para hacer el contraste perfecto entre dulce y salado. También degustamos una tapa de paella con bogavante bastante buena, con abundantes trozos de marisco y con la textura y el color que deben tener las paellas (nada de exceso de azafrán o toda el arroz apelotonado). Pero la palma se la llevó los medallones de solomillo… Un pata de 10: carne gustosísima, en su gusta cocción, con el toque de sal justo y de una ternura que se deshacía en la boca. Los huevos cabreados también estaban muy bien, patatas fritas con huevos fritos y salsa brava que picaban un poco pero lo justo para darle el sabor justo.

Local y Servicio Cerveseria Catalana

El local de la Cervesería Catalana es grande, un tanto oscuro y quizás un poco mal distribuido (o cosas de marketing) pero la entrada es bastante estrecha y da la sensación de que está muy lleno, pero luego pasas para dentro y esa sensación desaparece y parece que estés en otro local. Las mesas son grandes y algunas se comparten entre comensales.

El servicio es algo curioso, ya que es un tanto soberbio, no es que sea un mal servicio pero da una sensación de estar atendido un poco por obligación y a desgana. Demoraron más en darnos mesa que en servirnos la comida.

Como dato curioso, me sorprendió muchísimo que al ser una cervecería, no nos ofrecieran una carta de cervezas con la carta, y al pedir una cerveza para beber, nos trajeron una marca en concreto sin preguntar absolutamente nada (si barril o botella, marca…)

Precio Cerveseria Catalana

El precio de la Cerveseria Catalana es normal. La calidad de la comida corresponde a su precio y no tienes la sensación de pagar demasiado por lo servido. Es un poco más caro que otros restaurantes de tapas, pero su ubicación y su calidad justifican el precio.

Veredicto Cerveseria Catalana

La Cervesería Catalana es un buen destino en el centro de Barcelona para degustar muy buenas tapas a buena relación calidad-precio. Buena variedad de platos. Es un buen restaurante para visitar alguna vez. El reproche que le pondría sería que la ubicación del restaurante hace que a horas puntas se llene muchísimo y debas esperar para poder tener mesa, además de la “rara” actitud de los camareros.

Aún así, Un sitio para repetir y muy recomendable para todo el mundo.

Cerveseria Catalana BarcelonaCerveseria Catalana BarcelonaCerveseria Catalana BarcelonaCerveseria Catalana Barcelona

Pilar

El Pilar es un restaurante de comida mediterránea situado en la calle València 113, en el barrio de barrio de l’Eixample, cerca del Hospital Clínic de Barcelona.

En el restaurante Pilar se puede degustar cocina mediterránea clásica, sin muchas innovaciones pero efectiva, sin demasiadas florituras y de buen sabor.

Calidad Pilar

En el restaurante Pilar hay platos típicos de la cocina mediterránea, catalana y española. Podemos degustar una buena variedad de platos: arroces, carnes, pescados, pasta, ensaladas, carpaccios, verduras… platos cocinados con un estilo clásico y sin demasiadas complicaciones, bastante simples pero buenos. No eran platos muy grandes, de tamaño medio, para no salir ni muy lleno ni con hambre.

Pudimos degustar un canelón de pato con salsa de foie, unos canelones caseros, una ensalada con queso de cabra, un entrecotte a la plancha y solomillo con salsa de foie y queso fundido. El canelón de pato estaba muy rico, la pasta estaba hervida al dente, el relleno era muy gustoso y de textura suave, acompañado por la salsa de foie que le daba un gusto muy sabroso y nada pesado. Los canelones caseros eran correctos, gusto suave (incluso quizás demasiado) acompañados por la salsa bechamel que bañaba lo justo los canelones (no era una sopa de bechamel), menos ricos que el canelón de pato pero muy correctos. La ensalada con queso de cabra también era correcta: distintas clases de verde, acompañadas de tomate y una loncha de queso de cabra pasada por la plancha y rociada con vinagre de módena, sin salirse del molde pero bien. El entrecotte era de un tamaño mediano, de un grosor correcto, con la grasa justa para darle gusto a la carne y aun no siendo el mejor entrecotte del mundo, estaba rico. La mala historia es que todos los comensales que queríamos entrecotte pedimos distintos tipos de cocción de la carne y nos la trajeron a todos igual… La guarnición eran patatas fritas corrientes sin nada que destacar. El solomillo con salas de foie y queso fundido era un buen plato, el solomillo hecho en su punto, con misma salsa del canelón de pato (mejor no pidas esta combinación ya que igual te cansas del mismo sabor) y con el queso fundido le daba un toque gracioso al plato. Buen plato.

Local y servicio Pilar

El local consta de dos plantas, un comedor pequeñito abajo acristalado y un salón en la planta de arriba con diferentes espacios para poder tener un poco de intimidad para algún grupo. El local era un local decorado clásico: manteles blancos largos, paredes color crema con cuadros y sillas cómodas. Sin nada del otro mundo pero correcto. Además del restaurante, tiene tres mesas en una terraza que pueden servirte para tomar algo o bien comer fuera.

El servicio del restaurante Pilar, era un servicio correcto, para no desentonar con el resto del restaurante: camarero con servilleta en el brazo, uniforme negro, respetuoso, sirviendo la comida con protocolo y atento. No tardaron en traer la comida y no hubo complicaciones.

Precio Pilar

El Pilar tiene un menú de unos 21€ con postre, pan y bebida que bueno, para ser dos platos por comensal con bebida, pan y postre incluidos no está nada mal. Precio competitivo y más para ser un menú nocturno también.

Veredicto Pilar

El restaurante mediterráneo Pilar es un restaurante para comer bien, sin salirse de los moldes, sin arriesgar a un precio competitivo, correcto, bueno y clásico. Está bien ubicado y no había una gran aglomeración de comensales. Esta bien, si eres de buen conformar, quieres una comida clásica sin llenarte muchísimo y te gusta la zona puedes ir a probar el Pilar y no te desagradará. El veredicto es CORRECTO. 

Restaurante mediterráneo Pilar BarcelonaRestaurante mediterráneo Pilar Barcelonacarta_pilar

Restaurante japonés Toyama

Toyama es un restaurante japonés situado en la calle Marina 191 de Barcelona, justo al lado de la parada de metro Monumental de Línea 2.

El Toyama es un restaurante buffet libre de carta japonés donde poder comer todos los platos que queramos de la carta tantas veces como queramos a un precio cerrado.

Calidad del restaurante Toyama

El Toyama es un restaurante japonés batallero, es decir, no es ninguna maravilla pero se puede comer en él. Si esperas una comida de alta calidad no es tu sitio, es más bien un sitio donde por poco dinero puedes comer muchísimo, así que más cantidad que calidad.

Todos los platos que probamos se podía comer, claro que si, pero no había ninguno que destacara por ser espectacular. Probamos los nigiris de salmón, el arroz estaba totalmente suelto y se desmembraba al agarrarlo con los palillos y el salmón no era muy gustoso ni excesivamente tierno; las gyozas estaban correctas, no eran muy pesadas y tampoco excesivamente aceitosas aunque un poquito insípidas; las tallarinas con pollo y verduras no tenían tampoco mucho sabor, su color ya daba pie a pensar que no eran nada del otro mundo y el pollo tenía un color naranja que podía hacerte pensar que sería muy gustoso pero no era así; los maki con cebolla frita si estaban incluso buenos, era un maki con cebolla frita envolviendo el alga y por dentro el salmón también estaba frito, entonces le daba un poco más de sabor al plato; la ternera rebozada era más ternilla que ternera y sólo sabía a aceite.

Servicio y Local del restaurante Toyama

El servicio más bien discreto, te dejan una libreta en la mesa para que apuntes todos los platos que quieres pedir y luego los traen, sin más complicación que esa, así que muy valorable el servicio no es que sea. La comida la traían rápida, eso si.

El local del restaurante Toyama es cuadrado y bastante grande, hay muchas mesas para los comensales, de esas de madera pesadas y robustas. Era un poco tétrico ya que casi no hay luz, ni natural ni artificial, y es un poco triste. No hay excesiva decoración en el local, así que mucho más no se puede decir.

Precio restaurante Toyama

El precio es barato, claro, pagas poco y comes mucho (si quieres). El precio del buffet libre de carta es de 9,95€ (bebida no incluida). Así que es un lugar barato para comer y si no eres muy exigente y tienes muchísima hambre podría ser tu restaurante.

Valoración restaurante Toyama

Si esperas una gran comilona de calidad vas equivocado: una gran comilona si, de calidad no. Es un restaurante batallero para días muy puntuales en los que te apetece más la cantidad que la calidad a un precio bajo.

Nosotros ya lo hemos probado y no creemos que repitamos, pero quien sabe, igual te compensa el precio por la calidad. Si te apetece probarlo y contarnos qué te ha parecido, éste es el lugar.

nigiri restaurante japonés toyamagyozas restaurante japonés toyamamakir ebozado restaurante japonés toyamarestaurante japonés Toyama

La Flauta II

La Flauta II es un restaurante mediterráneo situado en la calle Balmes 164, en el barrio de l’Eixample de Barcelona. Un lugar donde degustar comida típica española, mediterránea y tapas.

  • Buena comida
  • Local enorme
  • Buen servicio
  • Raciones muy completas
  • Siempre hay cola
  • Poco espacio para esperar

Calidad La Flauta II

La Flauta II es un restaurante de buena calidad. Todos los platos que preparan están hechos con esmero y eso repercute en su gusto. Cocinados con productos naturales y frescos que convierten a La Flauta II en un buen restaurante.

En La Flauta II podemos degustar muchos platos: tapas, arroces, pasta, huevos estrellados, torradas, flautas, pescados, montaditos… un sin fin de apetitosos platos que al leer la carta cuesta decidirse. De casi todos los platos se puede pedir una tapa o una ración, cosa que facilita mucho las cosas a los comensales que quieren probar muchas cosas.

Los huevos estrellados son un plato a recomendar. Se pueden acompañar de jamón, jamón ibéricos o morcilla. Las patatas son muy finas y crujientes y la cantidad de condimento es la decuada para no pensar que falta “chicha”.

El camembert frito también es un plato muy recomendable. Un taco de queso camembert rebozado con cacahuetes acompañado de melmelada de fresa. Una muy buena combinación dulce-salada muy sabrosa.

Las flautas también son su plato fuerte (sino el nombre sería una broma XD). Se pueden pedir medias o enteras y con cualquier embutido. El pan es muy crujiente y tiene la densidad perfecta para degustar tanto el pan como el condimento sin que sobre uno más que el otro.

Servicio y local La Flauta II

El servicio del restaurante La Flauta II es de aquellos tradicionales y profesionales. No son el típico camarero novato o muy cercano, sino el tipo de profesional eficiente, rápido y preparado para servir lo más rápidamente posible y educadamente al mayor número de comensales posible. Buen servicio.

El local de La Flauta II es muy grande, caben muchas personas y aun así normalmente hay que hacer cola para comer. La entrada es más bien pequeñita y es donde está la barra, lugar donde también se puede comer, y una vez acabada la barra está el camarero que atiende a los clientes entrantes. Si está muy lleno, esquivar a toda la gente que se queda por el camino esperando su turno es complicado, pero vale la pena esperar un poco y degustar la comida de La Flauta II.

Precio La Flauta II

El precio de La Flauta II es normal, aunque quizás un poco más caro que la un restaurante de tapas pero aun así no es alto. Los precios varian mucho en función del plato y del tamaño, pero una comida en La Flauta II puede salir por unos 18€ por comensal, dependiendo de la cantidad de comida que coma.

Veredicto

La Flauta II es un restaurante al que ir almenos una vez para probarlo. Es de los restaurantes ideales para hacer celebraciones ya que tiene un tamaño muy grande y puede albergar a mucha gente. La buena comida, el buen servicio y la buena ubicación hacen de La Flauta II un excelente local donde comer. Muy recomendable.

restaurante La Flauta II Barcelonarestaurante La Flauta II Barcelonarestaurante La Flauta II Barcelona

Rosa Negra

la Rosa Negra es un restaurante mexicano situado en el centro de Barcelona, en Via Laietana 46, en el Barri Gòtic. Es un restaurante para poder degustar comida mexicana en un ambiente distendido y animado.

  • Ubicación
  • Los cocktails
  • Velocidad en atender
  • Bastante ruidoso
  • Poco ancho
  • Raramente no harás cola

Calidad Rosa Negra

La Rosa Negra sirve comida típica mexicana: burritos, quesadillas, nachos, enchiladas, tacos, arracheras… No son platos excesivamente elaborados pero son ricos y fáciles de comer. No son platos con salsas muy copiosas ni con sabores muy estridentes, cosa que hace que puedas comer bien sin cansarte rápido del plato por exceso de sabor o pesadez de los condimentos.

Además de los platos que podéis degustar, la Rosa Negra es conocida por sus cocktails, a muy buen precio y muy ricos, que acompañando a la comida sientan estupendamente. Muy recomendable el mojito de fresa.

Las raciones son de un tamaño bueno, con un plato a compartir y un principal para cada comensal quedas lleno y satisfecho.

Servicio y local de la Rosa Negra

El servicio es eficiente y rápido, y la comida no demora demasiado. Son amables y aunque van muy al límite debido a que siempre está el local lleno son agradables y atentos.

El local dispone de dos plantas y una barra. No es un local muy grande pero el espacio que hay está repleto de mesas. No es un íntimo que digamos. Las mesas están bastante juntas las unas de las otras y a veces un poco más de espacio se hecha en falta. Hay música ambiental, y cuando está muy lleno entre la gente y la música si no eres muy fan del burullo igual estás un poco incómodo.

La decoración de la Rosa Negra es muy vistosa, manteles muy coloridos y florales. Hay muñecas colgadas por las paredes y un mural lleno de zapatillas playeras.

Al ser un local no muy grande y muy céntrico, casi siempre se tiene que esperar para comer, pero como no es un sitio de hacer mucha sobremesa, se va bastante rápido la gente y la espera no es muy larga.

Precio de la Rosa Negra

Es un precio normal el del restaurante Rosa Negra, ni barato ni caro. Los platos que sirven van desde los 6€ hasta los 10€, así que dependiendo de lo que comas no saldrá muy caro.

Como comentaba antes, los cocktails es algo a destacar, y su precio es muy atractivo. Los mojitos cuestan 3,5€ y valen la pena.

Veredicto de la Rosa Negra

El restaurante mexicano Rosa Negra es un restaurante bueno que cumple con su función, sin ser el mejor restaurante mexicano de la ciudad, tiene los elementos necesarios para ser un restaurante al que ir algún día: buena comida, buen ambiente, zona inmejorable y buenos cocktails.

Es sin duda un restaurante al que visitar si vas por la zona y al que seguramente vuelvas. Asegúrate de ir pronto para tener sitio rápido, a no ser que no tengas prisa y te apetezca degustar sus cocktails mientras esperas.

restaurante mexicano Rosa Negra Barcelonarestaurante mexicano Rosa Negra Barcelonarestaurante mexicano Rosa Negra Barcelona

Soco

El Soco es un restaurante mediterráneo situado en Gràcia, muy cerca de la parada de metro de Joanic de línea 4, donde poder degustar buena comida en un ambiente agradable y juvenil.

  • Buena comida
  • Buen servicio
  • Gran variedad
  • Buena zona
  • Mejor reservar
  • Mucho jaleo si eres tranquilo

Calidad

Buena comida en el restaurante Soco es lo que encontrarás: pasta, pizzas, hamburguesas, ensaladas, carnes, pescados, tapas, cocina fusión… Gran variedad con buen gusto.

Las raciones tienen el tamaño ideal para pedir un plato principal y compartir un primero. Los nachos con salsa de queso y guacamole tienen mucha demanda y sin ser ningún plato del otro mundo tiene mucha salida.

La variedad de pizzas del Soco es destacable, hay pizzas para todos los gustos, desde las más típicas hasta las más innovadoras. Todas de masa fina y crujiente, caseras y de un tamaño perfecto para no quedarse con hambre.

Las hamburguesas también juegan un papel importante en el Soco, puedes escoger tanto el tamaño como los condimentos, el tipo de carne, en plato o con pan, pudiendo hacer una hamburguesa a tu gusto ideal para cada ocasión.

Local y servicio

Es un restaurante que se ha puesto muy de moda en el barrio y es un lugar de encuentro de jóvenes y no tan jóvenes. Bastantes grupos en fin de semana y es recomendable reservar mesa si no quieres quedarte sin sitio.

El restaurante Soco no es excesivamente grande pero cabe bastante gente, quizás las mesas estén un poco apretadas para encabir a mucha gente, pero no da la sensación de agobio. Si que es cierto que cuando está todo lleno hay mucho alboroto y si eres muy tranquilo quizás te molesta un poco.

Dispone de tres ambientes el Soco, unas mesas en la calle, un comedor en la zona del bar y unas mesas en el interior, que en fin de semana no tardan nada en llenarse. Destacar, que en la zona del comedor del bar, hay proyector donde ponen películas de humor del cine mudo que amenizan mucho la estancia, además hay  música (no muy alta) para crear ambiente.

El servicio es muy bueno. Son un personal muy amable y agradable, que te atenderán a las mil maravillas. Son eficientes y bastante rápidos aun estando el local lleno. Son profesionales y buena gente.

Precio

El precio del Soco es normal. Disponen de carta donde los platos van desde los 7€ hasta los 12€, y de un menú para grupos ideal para celebraciones multitudinarias por 20€.

Veredicto

El Soco es un restaurante ideal para el fin de semana, buen ambiente, buena comida y buen servicio. La variedad del Soco permite que puedas probar muchas cosas sin aburrirte del restaurante y te permite poder disfrutar de él tantas veces como quieras.

Es un buen lugar para empezar una noche divertida ya que entre la gente, la música y el ambiente anima a no acabar la noche sólo en la cena. Muy buen sitio para comer por Joanic (eso si, reservando para garantizarte poder sentarte en una mesa).

Negro Rojo

El restaurante Negro Rojo es un restaurante de dos ambientes situado en la Avenida Diagonal 640, en el barrio de Les Corts de Barcelona, en frente de La Illa Diagonal.

El restaurante Negro Rojo es un restaurante con dos zonas totalmente diferenciadas, “Negro, no tan negro” es un espacio de cocina internacional donde los fines de semana se convierte en local de copas con dj, mientras que “Rojo” es una taberna japonesa con mesas compartidas y cocina a la vista.

  • Dos espacios en uno
  • Ágiles en servir
  • Buenísima calidad
  • Poca intimidad
  • Si eres de comer mucho deberás pedir muchos platos

Calidad

Al ser dos espacios diferenciados, la comida es totalmente distinta la una zona y en la otra, en el “Negro, no tan negro” sirven platos de diseño con materias primas de calidad. En el “Rojo” sirven comida japonesa con algún que otro plato fusión.

Pudimos degustar unos “fideos yakisoba con verduras” y “surtido de sushi variado“. Los fideos venían servidos en un bol bastante grande, ideal para compartir, recién hechos y sólo con verduras, sin nada de carne. Debo decir que eran uno de los fideos yakisoba más ricos que he probado, gusto intenso pero sin ser nada pesados, se separaban perfectamente y las verduras no tenían un protagonismo excesivo dejando notar el gusto del fideo y de la salsa. Muy recomendables. El surtido de sushi era un plato con sashimi de salmón y atún, makis de atún y salmón, nigiris de salmón, caballa y atún y uramaki de salmón. Un buen surtido de sushi, muy rico, sabroso y de calidad. El sashimi dejaba notar una carne de calidad, gustosa y con cuerpo, muy rica.

Para los que os gustan los postres, probamos un “helado de yogur bulgaro con grosella“, un postre muy rico, con la grosella en forma de grajeas crujientes que le daban un toque diferente al helado. Muy cremoso y de dulzura justa para no cansarse del helado.

Servicio y local

El “Negro, no tan negro” dispone de mesas más convencionales para comer, en cambio el “Rojo” dispone de mesas largas para comer compartiendo mesa, como si de una taberna se tratara. Desde la entrada accedemos al “Negro”, y si bajamos la escalinata llegamos al “Rojo”, de ahí que sean dos espacios tan separados.

Al ser unas mesas largas, la sensación de “intimidad” se pierde pero se gana la de “informalidad”. No es muy grande, pero al ser mesas compartidas se pueden agrupar muchos más comensales. Quizás faltaba un pelín de espacio entre comensal y comensal pero no era agobiante ni mucho menos.

Es un restaurante que se llena con facilidad, aún así no se hace larga la espera. El personal es atento y ágil, no tardaron en traer la comida. El camarero incluso te aconseja con lo que pides, ya que si ve que es poco o mucho te advierte de ello, cosa que se agradece.

Precio

El precio del “Rojo” concretamente es medio-alto, la comida sale fácilmente por 20€ persona sin salir ni muy lleno ni muy vacío. Pero la relación calidad-precio es buena, pagas lo que vale, calidad ajustada al precio.

Valoración

El restaurante Negro Rojo es un restaurante diferente al que ir, al tener dos restaurantes en uno, seguro que encuentras algo nuevo para comer cada vez que vayas.

No está situado en una zona céntrica de la ciudad, pero está al lado de La Illa Diagonal y lo convierte en un lugar accesible.

Muy buena calidad a precio razonable que lo convierte en una buena opción para comer. Como he comentado, los fideos yakisoba son unos de los que más me han gustado, así que repetiré en más de una ocasión. Restaurante muy recomendable.